Ulises, se puede decir, es un hermano de causa. Un hermano en el camino de la escritura. Nos conocemos ya desde finales del 2011. Él, como escritor, ya tenía una trayectoria iniciada, no recuerdo si iba por el tercer o cuarto título publicado. En mi caso, iba por el primero. Sería una novela corta. Ulises había entregado tanto libro de cuentos como de poesía. Tiene un gran domino de ellos. Ulises es uno de esos extraños escritores anacrónicos, alguien que vive como en otra época, en el viaje temporal, en el romanticismo o el gótico. La primera vez que lo vi él iba en una bicicleta, paseando por la colonia Condesa, y repartiendo revistas y libros que llevaba en su canastilla. Hace un par de horas terminé, me parece que es su octavo libro, y su primera novela: “La ira del sapo”. Me ha sorprendido y reconfortado sobremanera. Los últimos pasajes en especial.

El libro del sapo, ese que anda brincando a lo largo de estas páginas… pues se trata de una novela juvenil. El tema principal se podría definir como una metáfora del adolescente, que cual sapo venenoso, cada vez que se siente amenazado, expele veneno por la piel para ahuyentar a sus atacantes. ¿Los personajes protagónicos? Algunos jóvenes cuyo gran potencial se ve eclipsado por su tendencia a convertirse en criminales, algún profesor preocupado por el destino de dichos jóvenes, en especial, Didi, a quien no sé cómo describir, en la novela todos lo quieren, y ciertamente, uno termina queriéndolo también. Además, aparecerán un par de muchachas que roban el aliento.

El autor nos entrega pasajes cortos y poderosos. La variación de las voces entre los distintos narradores, ya en tercera ya en primera, permite que todo caiga en su lugar. Es un mérito el que los recursos de la novela vayan cambiando constantemente. Aún así, las descripciones, en mi opinión, detienen un poco el flujo de las acciones pero esto no desmerece en absoluto.

Este mismo año, Ulises también publicó “Bitácora del eterno navegante”. Puede servir como un mapa de mitos, de antiguos e infranqueables mitos, un mapa de ese otro mundo, el de los monstruos marinos y lo desconocido, el de las naves encalladas, el de los viajeros extraviados, cansados de nunca encontrarse. Este libro puede conmover a los seres extraviados, aquellos que van con la marea y con el horizonte hacia ninguna parte. Quizá por eso no pude evitar al leerlo, encontrarme a la deriva como en los tiempos de Marco Polo.

Es muy grato para mí ver como Ulises continúa haciendo su carrera, ver como un amigo crece, pese a todo, dominando quizá, también, los más grandes demonios de cualquier escritor, su propio carácter, sus hábitos. Uno con el tiempo se ve orillado a templar el espíritu, a ser, quizá, un poco menos cruel consigo mismo, algo más sociable, y encontrar algo parecido a la tranquilidad, discernir el momento para desatar todos los reclamos enraizados. Las manos se vuelven guías en el camino. Con sus diez pies andan siempre más rápido que cualquier viajero, y ojalá pudieran ser más veloces que el pensamiento. Mi hermano, mi amigo, ofrece un gran libro. Lo atestiguan los personajes de su primera novela, plagada de sapos y animales enfadados, que se defienden como pueden, hasta fracturar los huesos. Como decía, esta novela, dentro de la narrativa de Ulises, es un hallazgo.

-Javier Trejo

P. d. No es la ira del sapo Ulises. Ni la ira de Ulises el sapo.
Ni la ira del sapo de Ulises. No se metan con el sapo
pero sí con este gran título.
No se lo deben perder.

Anuncios

3 thoughts on “ALGO SOBRE “LA IRA DEL SAPO” DE ULISES PANIAGUA

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s