—Insomnio, migraña, dolor abdominal, cuerpo cortado, náuseas, fiebre, flujo nasal, piel reseca, alergia… ¿Qué tengo, doctor?

—Es algo complicado, siéntese, póngase cómodo. Se trata de una rara enfermedad: Usted tiene una sombra en el alma.

—Y… ¿qué es eso?

—Una especie de fractura psicológica generada por un trauma severo… La pérdida de un ser querido, algo que dejó pendiente, una experiencia al borde de la muerte, sufrir un desengaño; la causa es diferente en cada persona y también los síntomas varían.

—¿Cómo se alivia?

—No puede aliviarse.

—Entonces, ¿qué debo hacer?

—Con el tiempo la sombra se borra y los síntomas desaparecen.

—Mmmm… ¿Tiene que borrarse o puedo conservarla?

El doctor se mostró confundido.

—El malestar podría empeorar. Los síntomas físicos cederían, pero luego ocurriría algo peor. Esa sensación de vacío crecería a dimensiones inimaginables. El sentimiento de soledad se volvería recurrente, además, los anhelos y la frustración no le permitirían tener la claridad mental como para construir pensamientos.

Respiré profundamente.

—Conservaré esta sombra en el alma, doctor. Finalmente es una sombra que sobrevivió gracias a la ternura que despertó en mí alguien de mi pasado.

Al terminar, el doctor se despidió de mí. Nunca olvidaré la expresión en sus ojos. Sentí que realmente comprendía mi situación. Sus palabras se quedarían grabadas en mi memoria:

—Si eso es lo que en verdad quiere no me opondré. Cada quien toma sus propias decisiones. Pero nunca olvide esto: Solamente se trata de una sombra.

1555395_801603703194551_3107933267835454989_n

 -Javier Trejo

+Cuentos

Anuncios

55 thoughts on “SOMBRA EN EL ALMA – CUENTO CORTO

      1. Me recuerda la forma en que nos aferramos, en que no queremos soltar el recuerdo, ese que lastima pero que aún palpita, que desgarra pero, pero, pero…ahí lo queremos tener, tal como lo describes, como una sombra!

        Le gusta a 1 persona

      2. Pues es un texto de una etapa anterior, como de principios del 2012. Y… Tiene un estilo también viejito, medio juguetón pero también como dulce y así. En lo próximo intentaré romper con ese halo de dulsura que luego me cargo. Gracias por tu comentario, sí, también me gusta y me recuerda que si uno se guarda algo así, luego le duele la barriga.

        Le gusta a 1 persona

      3. Jeje, es que aparte hago trabajo para la editorial, escribo mis nuevos libros, estudio una maestría, estudio un diplomado, narro cuentos en eventos, estoy en un taller de narración, dibujo retratos en sesiones con modelo, estoy en un taller de poesía, y administro mis páginas web. Además de escribir nuevos textos.

        Le gusta a 1 persona

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s