Moisés siempre tuvo una conexión extraña con el agua. Cuando era niño su madre lo dejó en un cesto sobre la corriente del río Nilo y milagrosamente sobrevivió. Años más tarde, cuando le hizo falta cruzar el mar a pie, las aguas se hicieron a un lado dejándolo pasar. Me atreveré a revelar el secreto de Moisés: El agua le tenía miedo. Es por eso que cuando era bebé no entró por la cesta para ahogarlo y cuando le hizo falta cruzar el mar, abrió paso. Pero también era por eso que ni una sola vez en su vida Moisés se había podido dar un baño.

Esperó, hasta llegada la noche, a que todo estuviera tranquilo. El vapor invadía el cuarto de baño. Moisés entró caminando de puntitas. Pensó que en esta ocasión podría engañarla, a oscuras ella no advertiría su presencia. Se lanzó sobre ella, se escuchó un fuerte golpe, quejas de dolor y el sonido de agua que se esparcía por el piso.

Su mujer entró con una vela encendida, pudo ver a Moisés desmayado en la bañera y el suelo mojado. “Lo volviste a intentar, Moisés”. El agua había salido de la bañera antes que él entrara. Esto había ocasionado que se diera un golpazo y perdiera el sentido.

La mujer recordó todos los disparatados intentos de su marido por tomar un baño, como cuando se sentó bajo una cascada y antes de que el chorro impactara contra su espalda milagrosamente fluyó hacia el cielo. O, como cuando salió de la casa durante una gran tormenta y se hizo un boquete en el que todo estaba seco por donde pasaba. O cuando se intentó bautizar…

La mujer puso la vela en un banquillo y se sentó junto a la bañera. Recordó que Moisés sólo bebía leche y vino. Una vez se rompió una pierna al caer a un poso ya que el agua no amortiguó su caída. Desde entonces usaba un callado de pastor para ayudarse a caminar.

Habían pasado muchos años juntos. La mujer tuvo una idea. No notaría la diferencia entre ésta y otra sustancia Cuando recuperó el sentido se vio rodeado de un fluido transparente y tibio.

“¡Pude hacerlo, la engañé, lo logré!”, gritó jubiloso. Luego decidió nunca más volver a intentar aquello pues la verdad no le resultó nada grato estar sumergido en tanta viscosidad. Su mujer juro mil veces jamás revelarle que la bañera no tenía agua sino aceite.

Javier Trejo

+ Cuentos

Anuncios

36 thoughts on “MOISÉS EN LA BAÑERA – CUENTO DE NAVIDAD

    1. Gracias por leer, pues, tomaré en cuenta tus comentarios. Igual y como es parte de una serie de relatos bíblicos vistos desde la actualidad, pues, cobra más sentido todo con los demás relatos. Continuamos con eso en febrero. Abrazo fuerte.

      Le gusta a 1 persona

      1. jajajaja, sí, opino lo mismo sobre la rigurosidad de las exigencias de moisés, pero pocos lo conocen por eso y cuando les dices a las personas que era muy exigente, no lo hubican bien. Abrazo.

        Me gusta

  1. ¡Me encantó! Me robaste una sonrisa matinal. Pobre Moisés ¡y pensar en la afición de Cleopatra por la leche de burra! jajaja Tienes que hacer una serie bíblica de relatos, prometo engancharme. jejejeje

    Me gusta

  2. Mmm… no estoy seguro de que el agua tuviese miedo de Moisés… quizás sólo no le caía bien. Lo que sí que me ha parecido raro es la cantidad de sucesos extraños en torno a Moisés y el agua. Por ejemplo (quitando lo del Nilo y el Mar Rojo);
    -En la huida de Egipto de Moisés y los israelitas tuvieron que atravesar áreas desérticas donde el agua potable brillaba por su ausencia. Fue ahí donde Moisés hizo que brotase agua de una roca.
    -En Marah, los israelitas no pudieron beber el agua por su sabor amargo (algo común en el agua de los desiertos). Sin embargo, Moisés, por orden de Dios, hizo lanzar un madero al agua y esta se purificó.
    Probablemente haya más casos así. De todos modos, a lo mejor era Moisés el que tenía miedo no del agua, sino de su control sobre ella, y por eso inconscientemente se “protegía de ella”.

    O simplemente era impermeable…

    Serafy.

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s